Featured articles and reports

Girona y Costa Brava: para descubrir en primavera

Texto: Juan Pedro Chuet-Missé. Fotos: Patronato de Turismo Costa Brava – Girona

¿Acaso la Costa Brava sólo se puede conocer y disfrutar en verano? Por supuesto que no. Su abundante oferta de programas, sitios para visitar y propuestas para descubrir hace las comarcas de la provincia de Girona sean ideal para conocer durante la primavera.

  Circuito Dalí: Vaya paradoja: mientras que en Barcelona no hay ni una calle dedicada al genial pintor del Empordà, en estas tierras es protagonista. En Figueres se encuentra el Teatro-Museo Dalí, que de hecho es el museo más visitado de toda Catalunya. En las instalaciones del antiguo teatro municipal se pueden descubrir numerosas pinturas, esculturas y grabados que reflejan el rico legado de uno de los artistas más universales del siglo XX. En el pequeño pueblito de Cadaqués, quizás uno de los pueblos más bonitos de Catalunya, en el paseo marítimo se descubren reproducciones de los cuadros de marinas que pintó en su juventud; en tanto que la Casa-Museo de Port Lligat (a 2 km) permite conocer los días que pasaba con su esposa Gala entre las calas de la Costa Brava. A poca distancia se levanta la Casa-Museo Castillo Gala Dalí de Púbol, en el municipio de La Pera, que Dalí regaló a su musa y donde se encuentra enterrada.   Gastronomía: Aunque ya su restaurante haya cerrado y reconvertido en fundación, el legado de Ferran Adrià y el restaurante El Bulli en Cala Montjoi (cerca de Roses) sigue planeando: pocas provincias de España pueden presumir de tener 16 restaurantes que aglutinan, en conjunto, 20 estrellas Michelin. De entre ellos destaca el celebre El Celler de Can Roca, de los hermanos Roca que, actualmente, está considerado como el mejor restaurante del mundo. Por otra parte, el enoturismo sigue creciendo, donde se enlaza la degustación de los exquisitos vinos de DO Empordà con la posibilidad de alojarse en hoteles de gran categoría en medio de viñedos, donde también se pueden recibir masajes de vinoterapia.   Legado histórico: las tierras de Girona eran, varios siglos atrás, propiedad de señores, barones, condes y nobles que pasaban sus vidas entre alianzas y combates. Legado de ese pasado son un gran número de pueblos, castillos y fortalezas que, -algunos en ruinas, otros reconstruidos-, permiten conocer cómo era la vida en la Edad Media. Es cuestión de descubrir las ciudadelas medievales de Tosa del Mar, Pals o Peratallada, conocer la herencia judía en el casco antiguo de Girona, el maravilloso puente de Besalú, el monasterio de Sant Pere de Rodes; o si se quiere retroceder un poco más, saber cómo vivían los griegos en Empúries o los íberos en Ullastret.   Actividades: quizás no sea la época de practicar deportes acuáticos, pero en primavera se puede seguir practicando buceo profesional en el santuario de las Islas Medes, animarse a saltar en paracaídas en el Empordà, o para espíritus menos arriesgados, subirse a un globo para contemplar playas, planicies y montañas. También cabe recorrer las suaves lomadas en las vías verdes que reemplazaron a los antiguos trazados ferroviarios, o aventurarse en los circuitos de BTT para los ciclistas más arriesgados.   Para más información sobre las actividades de Girona y la Costa Brava, se sugiere visitar la web www.costabrava.org.