Featured articles and reports

Chris Hemsworth: el hombre más sexy del mundo

Texto: Luis Fernando Romo. Fotos: Disney-Getty Images

A golpe de martillo, como su personaje Thor. Así ha conseguido su fama planetaria Chris Hemsworth, el prototipo que se tiene cuando alguien se imagina a un australiano y que a lo largo de este año ostenta el título de ‘el hombre vivo más sexy del mundo’ según la revista People.

El protagonista de ‘Thor’ es puro músculo y todo corazón. Le encanta practicar boxeo, surf y el deporte tradicional de Tailandia, el arte marcial Muay Thai. Algo curioso: no le gusta correr. En casa, es un marido devoto y un padre ejemplar de tres preciosos niños: India Rose, de 3 años, y los gemelos Tristán y Sacha, nacidos en marzo del 2014.

Junto a su mujer, la actriz española Elsa Pataky, forman una de las parejas-bombón de Hollywood. “Ahora puedo decirle: ‘acuérdate de lo que piensa la gente. Ya no tengo que lavar más los platos ni cambiar más pañales”, le dijo –en clave bromista- a su esposa en cuanto obtuvo el título de Hombre más sexy. La anécdota: cuando su hija India empieza a hablarle en español no le termina de comprender, “por lo que me agarra de la cara, me zarandea y me dice ‘papá, papá, que es español”. Aún está en el proceso de aprender el idioma.

Actualmente la familia vive en el paraíso hippy surfero australiano de Byron Bay (160 km al sur de Brisbane) donde han comprado por 7 millones de dólares una mansión de estilo balinés. Hemsworth se sentía hastiado de las persecuciones de los paparazzi en California (en Malibú poseen otra mansión comprada a ‘Cocodrilo Dundee’ por 4.6 millones de dólares), ya que es una persona muy celosa de su intimidad. Sin embargo, a veces suelta perlas como le gusta dormir sin pijama y que de tanto en tanto se salta la dieta y se atiborra a pizzas, hamburguesas y cerveza.

A lo largo de sus 190 cm de estatura, su marmóreo cuerpo provoca conmociones femeninas a ambos lados del hemisferio. Es el mediano de dos hermanos, Luke, de 34 años y Liam, de 25, que también acapara la atención de los paparazzi por su romances, el más sonado, con la descarada Miley Cyrus.

Nació el 11 de agosto de 1983 en Melbourne, pero de lo que más se acuerda de su infancia es del tiempo que pasó en medio de la nada en un remoto rancho situado en una comunidad aborigen, donde se divertía viendo a los cocodrilos y los búfalos. En su familia no había antecedentes artísticos así que sus padres, Leonie, profesora de inglés y Craig, asesor de servicios sociales, se quedaron de piedra cuando sus tres retoños decidieron abrirse camino en el competitivo mundo de la actuación. En el 2004 siguió los pasos de otros colegas australianos como Naomi Watts, Simon Baker o Heath Ledger para convertirse en uno de los principales protagonistas de la exitosa soap opera ‘Home and Away’.

El destino a veces es caprichoso y, mientras vivía en Sydney, un cazatalentos se lo llevó a Hollywood junto a su hermano Liam. Aquel extraño, William Ward, se convirtió en su representante y en el artífice de su despegue como estrella internacional. Tras obtener su primer papel en la meca del cine en ‘Star Trek’ (2009), la todopoderosa revista ‘Hollywood Reporter’ predijo que se convertiría en uno de los miembros de la ‘A-Hollywood List’ (los actores más solicitados y mejor pagados). Y se hizo realidad cuando en el 2010 se metió por primera vez en la piel del dios del trueno ‘Thor’, que vuelve a retomar en la esperada secuela de los superhéroes Marvel ‘Los vengadores: la era de Ultrón’.

Su breve carrera en Hollywood también contiene los títulos ‘La cabaña en el bosque’ (2012), ‘Rush’ (2013), Blackhat (2013) y actualmente se encuentra rodando ‘La leyenda del cazador’ junto a Charlize Theron, Jessica Chastain y Emily Blunt, cuyo estreno está previsto para abril del 2016. Y aún hay más: en breve empezará a rodar ‘Thor III: Ragnarok’. El éxito sigue a golpes de martillo.